domingo, 1 de mayo de 2011

LAS PIFIAS DE RAM BHAVNANI

RAM BHAVNANI, inversor indio afincado en Tenerife desde 1965, más conocido por ser el dueño del bazar CASA KHISOO en Tenerife, ha sido presentado muchas veces como "el Warren Buffet" español por su éxito en los mercados. Pero lo que nunca ponen de relieve en los medios de comunicación son las grandes pérdidas que le han ocasionado sus inversiones en bolsa. Una de las últimas y más sonadas ha sido Banco Popular que le hizo ganar dinero en los 80 , situación aprovechada por este "espabilado" comerciante indio para dar otra dimensión a sus negocios en las islas. Más tarde, ha sido su principal quebradero de cabeza.

Bhavnani reconoce lo desafortunado de la inversión (“vi que cometí un error”). Por ello, vendió su participación y devolvió deuda valorada en 250 millones. En la actualidad debe 150 millones después de haber vendido su participación en el banco que preside Ángel Ron. Para acometer la compra del 5% del capital se apalancó en 450millones. Las pérdidas efectivas de Bhavnani en su aventura (2008-2010) en el tercer banco español por activos están entre los 250 y los 300 millones de euros, para una inversión de 615 millones. También fracasó en su intento por persuadir al equipo gestor de pertenecer al consejo de administración.

En Banco Zaragozano y en Bankinter la jugada le salió bien a Bhavnani. En el primero compartió puesto en el consejo con los Albertos y vendió su participación del 8% en 2003 al Barclays con unas plusvalías de 60 millones de euros. En 2007, traspasó su 15% en Bankinter a Credit Agricole con una plusvalía de 400 millones tras una frenética carrera accionarial con Jaime Botín.

Como podemos apreciar "nuestro Warren Buffet" se olvidó de la primera y más elemental máxima aplicada a la inversión: la concentración del riesgo en el crecimiento es un error... Y de la segunda: diversificación en un amplio abanico de empresas y/o sectores.El mismo lo reconoce: "En Dubai se pusieron a hacer muebles y se fueron al garete. En España nos centramos en el cemento, y mira”, para apuntar a continuación: “A la edad que tengo -67 años-, mejor tener un poco de todo que concentrar el patrimonio”. Por lo tanto, la operación Popular puede haber sido la última importante de Bhavnani , pero no sólo por los riesgos, sino por ser del sector de banca.


Otra de las empresas cotizadas que le ha reportado grandes pérdidas ha sido Renta Corporación, de la que ha vendido hace pocos días el 1% que le quedaba en la inmobiliaria al empresario Blas Herrero, fundador de Kiss FM.


Al igual que le sucedió en Banco Popular, la crisis dilapidó la mayoría del patrimonio invertido en la compañía catalana. Según cálculos aproximados, el inversor indio adquirió a principios de 2007 su 2,1% en Renta Corporación a 32 euros por título de media, cuando la compañía cotiza ahora en 1,2. La dimensión de las pérdidas en esta apuesta, de unos 15 millones, es en cualquier caso poco representativa, pero mayor que el medio millón de euros que tiene en bonos irrecuperables de Lehman Brothers.