sábado, 24 de julio de 2010

PETE, EL PIRATA, NO INVIERTE EN BANCOS

El ex-gerente de riesgo del Royal Bank of Scotland (RBS), Gordon Dickson, ejerce ahora como animador infantil bajo el pseudónimo de ‘Pete, el pirata’. El cambio abrumador en su trayectoria profesional se saldó, según señala Bloomberg, con la siguiente conclusión que el banquero defiende a capa y espada: NO HAY QUE INVERTIR EN BANCOS.

Gordon Dickson, nacido en Glasgow y con 62 años de edad, perdió un millón de libras (1,52 millones de dólares) cuando las acciones del RBS que había comprado treinta años atrás sufrieron un colapso como consecuencia de la crisis. La situación le condujo a meses de depresión que concluyeron con su conversión en un curioso personaje de animación de fiestas para niños con el que pudo salir del bache.

Como consecuencia del aprieto económico vivido por su inversión en banca, Dickson aconseja a los británicos rehuir de los ‘People’s bank bonus’ propuestos por el Gobierno para la venta de acciones al público de RBS y Lloyds Banking Group a un precio inferior. La nueva coalición del Gobierno británico anunció el pasado mes que planea reducir el precio de venta de las acciones al público para promover lo que el Primer Ministro, David Cameron, definió como “capitalismo popular”.

Ante tal situación, Gordon Dickson asevera que él “no invertiría en acciones de banca actualmente”, porque éstas no crecerán “hasta dentro de mucho, mucho tiempo”. Según su opinión, “los bancos necesitan demostrar su buen estado antes de estar seguros de vender de nuevo”.

Por su parte, el director de inversiones de Rensburg Fund Management, Colin Morton, tampoco aconseja la idea de comprar este tipo de acciones y asegura que “promover que la gente invierta en un banco, incluso con un descuento aplicado, conlleva un importante riesgo ante la posible situación de que surja una nueva caída”.

El RBS batió records negativos en el año 2008 con pérdidas valoradas en 28.000 millones de libras, el mayor déficit registrado por una compañía en Reino Unido a lo largo de la historia. Asimismo, la compañía se hundió un 66% en bolsa hasta alcanzar las 0,13 libras por acción. A raíz de la crisis, el banco fue socorrido por el Estado británico, que ahora posee un 83% del accionariado.

Actualmente, en su papel de ‘Pete, el pirata’, Gordon Dickson cobra unas 200 libras por actuación. Según señala en Bloomberg, trabaja prácticamente los siete días de la semana y le divierte su trabajo. Su agenda de eventos está bastante engrosada e incluye, este mes, su participación como animador infantil en el torneo de golf ‘Scottish Open’ que tendrá lugar en Loch Lomond.

Dickson asegura “estar avergonzado de haber sido banquero” ya que, desde su punto de vista, los banqueros de antes eran gente cauta que miraba por el dinero de los demás, mientras los de ahora especulan con él.

Fuente: Cotizalia