jueves, 29 de julio de 2010

ZEINAL ABADÍN MAHOMED BAVA

Zeinal Abadín Mahomed Bava, presidente ejecutivo de Portugal Telecom de 44 años y padre de tres hijos, , ha recorrido en los últimos meses numerosas capitales para convencer a los accionistas de que rechazar la oferta de Telefónica era bueno para el futuro de la compañía. La firmeza y habilidad de Bava han superado todas las pruebas, y hoy, el líder de PT puede exhibir orgulloso que la oferta inicial de la operadora española de 5.700 millones de euros por el control de Vivo, se ha convertido finalmente en 7.500 millones.
Nacido en Lourenço Marques (hoy Maputo), capital de Mozambique, donde vivió hasta los 14 años, Bava estudió en un internado de Londres, bajo la vigilancia de un tutor, tras la revolución portuguesa del 25 de abril de 1974. Hizo una incursión en la Facultad de Medicina, y pronto comprobó que su pasión por las ciencias exactas estaba más cerca de la ingeniería electrónica, carrera en la que se licenció por la University College londinense.
Su primera experiencia profesional le llevó a Angola, donde trabajó año y medio en sistemas de operaciones petrolíferas. De África dio un salto al mundo de la banca de inversiones. Escaló hasta lo más alto en el Warburg Dillon Read, un banco británico tradicional. Pasó por Merrill Lynch y, a los 33 años, aterrizó en el Consejo de PT, empresa con una deuda de más de 6.000 millones. Bava saneó las cuentas de PT y condujo la compañía por la senda de la modernización, arropado por un joven equipo directivo. En tres ocasiones ha sido elegido como mejor director financiero.
Casado con Catarina Salgado, hija del presidente del Banco Espirito Santo, Ricardo Salgado. Este último, además de ser uno de los hombres más influyentes de Portugal, posee el mayor paquete accionarial de Portugal Telecom, motivo por el que puso el "grito en el cielo" cuando el gobierno portugués hizo valer la "acción de oro", frustrando inicialmente la operación de venta de la participación de PT en la brasileña VIVO a la española TELEFÓNICA.

sábado, 24 de julio de 2010

PETE, EL PIRATA, NO INVIERTE EN BANCOS

El ex-gerente de riesgo del Royal Bank of Scotland (RBS), Gordon Dickson, ejerce ahora como animador infantil bajo el pseudónimo de ‘Pete, el pirata’. El cambio abrumador en su trayectoria profesional se saldó, según señala Bloomberg, con la siguiente conclusión que el banquero defiende a capa y espada: NO HAY QUE INVERTIR EN BANCOS.

Gordon Dickson, nacido en Glasgow y con 62 años de edad, perdió un millón de libras (1,52 millones de dólares) cuando las acciones del RBS que había comprado treinta años atrás sufrieron un colapso como consecuencia de la crisis. La situación le condujo a meses de depresión que concluyeron con su conversión en un curioso personaje de animación de fiestas para niños con el que pudo salir del bache.

Como consecuencia del aprieto económico vivido por su inversión en banca, Dickson aconseja a los británicos rehuir de los ‘People’s bank bonus’ propuestos por el Gobierno para la venta de acciones al público de RBS y Lloyds Banking Group a un precio inferior. La nueva coalición del Gobierno británico anunció el pasado mes que planea reducir el precio de venta de las acciones al público para promover lo que el Primer Ministro, David Cameron, definió como “capitalismo popular”.

Ante tal situación, Gordon Dickson asevera que él “no invertiría en acciones de banca actualmente”, porque éstas no crecerán “hasta dentro de mucho, mucho tiempo”. Según su opinión, “los bancos necesitan demostrar su buen estado antes de estar seguros de vender de nuevo”.

Por su parte, el director de inversiones de Rensburg Fund Management, Colin Morton, tampoco aconseja la idea de comprar este tipo de acciones y asegura que “promover que la gente invierta en un banco, incluso con un descuento aplicado, conlleva un importante riesgo ante la posible situación de que surja una nueva caída”.

El RBS batió records negativos en el año 2008 con pérdidas valoradas en 28.000 millones de libras, el mayor déficit registrado por una compañía en Reino Unido a lo largo de la historia. Asimismo, la compañía se hundió un 66% en bolsa hasta alcanzar las 0,13 libras por acción. A raíz de la crisis, el banco fue socorrido por el Estado británico, que ahora posee un 83% del accionariado.

Actualmente, en su papel de ‘Pete, el pirata’, Gordon Dickson cobra unas 200 libras por actuación. Según señala en Bloomberg, trabaja prácticamente los siete días de la semana y le divierte su trabajo. Su agenda de eventos está bastante engrosada e incluye, este mes, su participación como animador infantil en el torneo de golf ‘Scottish Open’ que tendrá lugar en Loch Lomond.

Dickson asegura “estar avergonzado de haber sido banquero” ya que, desde su punto de vista, los banqueros de antes eran gente cauta que miraba por el dinero de los demás, mientras los de ahora especulan con él.

Fuente: Cotizalia

sábado, 3 de julio de 2010

PORTUGAL: 300 TALLERES DE REPARACIÓN HAN CERRADO

La industria portuguesa de reparación automotriz se vio muy afectada por la crisis en 2009, lo que no impidió un aumento de los precios practicados en el servicio . En total unas 300 empresas han cerrado y la pérdida de más de 2000 puestos de trabajo.

Según datos de la Asociación Nacional de Comercio y Reparación de Automóviles (ANECRA ) , el año pasado había 802 compañías de reparación del automóvil registradas, una caída de casi el 30 %, lo que significa que se perdieron 2.201 empleos, en comparación con 2008 cuando el sector empleaba a 6.374 trabajadores.