jueves, 19 de noviembre de 2009

REALIA Y EL CENTRO COMERCIAL "AS CANCELAS"

Realia, la inmobiliaria participada por FCC y Caja Madrid, negocia con dos grupos extranjeros no financieros para que se incorporen como socios al ambicioso proyecto de construcción del centro comercial As Cancelas, en Santiago de Compostela. Tras recibir la negativa de las entidades bancarias, Realia necesita financiación por valor de unos 70 millones de euros para finalizar el proyecto cuya inversión total estimada es de 163 millones y cuyo desarrollo se encuentra en el 50%. La compañía que preside Ignacio Bayón quiere cerrar las negociaciones con los potenciales socios -un grupo de distribución y una inmobiliaria extranjera- antes de final de año para poder terminar As Cancelas en el plazo previsto. La apertura del centro situado en Santiago de Compostela, que tendrá una superficie bruta alquilable de 50.812 metros cuadrados, está prevista para el año 2011. Para REALIA sacar adelante el proyecto es una prioridad en estos momentos en que ya está coprometido el 60% del centro comercial (cerró aceuerdos con grandes cadenas como Carrefour o Inditex) y la compañía no quiere que un retraso en los plazos de finalización ponga en peligro los numerosos contratos ya firmados.

El desarrollo del proyecto se encuentra en estos momentos al 50%. Nasozena -participada por REALIA en un 75% y al 25% por Juan Carlos Rodríguez Cebrián, marido de sobrina de Amancio Ortegala, Dolores Ortega- han financiado la primera parte con alrededor de 80 millones de euros, pero la crisis financiera y el cerrojazo bancario a las operaciones de financiación en el sector inmobiliario han dejado el proyecto a medio camino de su terminación.

Un escenario que ni Realia ni Rodríguez Cebrián podían haber previsto en 2006, cuando el desarrollo de As Cancelas echó a andar. Ahora, ninguna de las dos partes puede aportar más cash a un proyecto que por su tamaño -la inversión estimada es de 163- millones es con diferencia el más ambicioso del grupo. Realia, con una deuda financiera neta de 2.359 millones de euros, ha sufrido entre enero y septiembre unas pérdidas de 42,8 millones de euros.