miércoles, 13 de mayo de 2009

DIVIDENDOS QUE MATAN

Despues de una pequeña inversión en Pfizer, y de nuestra participación estable en la gallega Zeltia, no hemos vuelto a invertir en farmacéuticas.
La razón fué el posicionamiento de uno de los nuestros, que a raíz de la publicación del libro de Jörg Blench "Los inventores de enfermedades", nos hizo reflexionar seriamente sobre la ética en estas industrias.
Hoy vemos con agrado que una autoridad en el campo de la medicina, como el premio Nobel del año 1.993, Richard Roberts, en una entrevista en Globedia nos desvela los entresijos de esta industria y su falta de ética.