viernes, 3 de abril de 2009

PREFERENTES: CNMV NOS HACE CASO

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) nos hace caso, y con un retraso de seis meses, ha advertido a los inversores del riesgo que asumen invirtiendo en participaciones preferentes, emitidas últimamente por la banca española para reforzar su solvencia. En los cuatro últimos meses han colocado más de 3.500 millones de euros en preferentes.
Ante la extensión de estos productos entre los minoristas, ya que muchas entidades están aprovechando sus redes comerciales para venderlos, la CNMV ha editado una guía en la que alerta que «es un instrumento complejo y de riesgo elevado que puede generar rentabilidad, pero también pérdidas en el capital invertido».
Previamente, COTIZALIA y otros medios de comunicaciòn se hicieron eco del anàlisis que realizamos en INVERLUSA.
Las participaciones preferentes son valores emitidos por una sociedad que no conllevan ni la participación en el capital ni derecho de voto. Tienen carácter perpetuo, es decir, sin una fecha límite, y su rentabilidad, que suele ser variable, no está garantizada.
El supervisor avisa de que la remuneración de estas participaciones está condicionada a la obtención de beneficios. De hecho, un informe de Standard &Poor’s alertaba esta semana de que la banca europea podría suprimir los intereses que paga por sus emisiones híbridas (participaciones preferentes y subordinadas), lo que le quita el único atractivo que tiene el producto.
La CNMV advierte también de que las preferentes no cotizan en bolsa, que se negocian en un mercado organizado, pero que su liquidez es limitada y no es fácil deshacer la inversión. Muchos inversores llevan meses, en algunos casos años, para poder vender sus preferentes porque no encuentran contrapartida y con pèrdidas de màs del 70% con respecto al nominal desembolsado.