lunes, 16 de marzo de 2009

AIG O LA PERVERSIÓN DEL SISTEMA

La aseguradora American International Group (AIG) presentó el pasado mes una demanda en los tribunales contra el Gobierno estadounidense para obtener la devolución de más de 300 millones de dólares en impuestos, según informa el diario 'The New York Times'.

El estado norteamericano controla en la actualidad el 80% de AIG ya que en septiembre pasado inyectó casi 200.000 millones de dólares de los contribuyentes para evitar que la compañía fuera a la quiebra.

"Está reclamando incluso más dinero, en forma de reembolsos fiscales", precisa el rotativo neoyorquino, que añade que AIG paga los costes legales de la demanda con el dinero de los contribuyentes, y aclara que "legalmente está capacitada para hacerlo".

La demanda fue presentada el pasado 27 de febrero ante la Corte Federal de Manhattan después de que su reclamación inicial hubiera sido rechazada el año pasado por el Servicio de Impuestos Internos, un organismo dependiente del Departamento del Tesoro.

La aseguradora estadounidense ha desatado una ola de ira popular y el malestar del Congreso y la Casa Blanca tras conocerse que la semana pasada repartió 200 millones de dólares entre sus ejecutivos en concepto de bonificaciones salariales.

AIG alega que está atada legalmente para abonar las primas ya que forman parte de contratos firmados con sus empleados hace más de un año. Pero la Cámara de Representantes aprobó ayer un nuevo impuesto del 90%sobre esas bonificaciones para recuperar el dinero.