lunes, 24 de noviembre de 2008

LOS INVERSORES NO SE FÍAN

En los últimos días el pesimismo ha vuelto a inundar las bolsas y los inversores no se fían de nada ni de nadie. Tampoco de los políticos que prometieron transparencia y regulación en los mercados mientras las irregularidades de todo tipo se iban multiplicando. Resulta anecdótico que haya tenido que ser un congresista republicano, Brad Sherman, el primero en "hacer enrojecer" esta semana a la poderosa industria del motor de Detroit que se desplazó al Congreso a mendigar ayudas públicas. “Que levanten la mano los que han venido a Washington a pedir ayuda en un vuelo comercial” preguntó a los responsables de Ford, de Chrysler y de GM, que habían fletado un Jet privado con azafatas por importe de 20.000 $ cada uno para la ocasión. “Que levanten la mano los que estén dispuestos a vender su avión privado ahora mismo y volverse en vuelo comercial”, continuó el congresista ante una sala expectante. “Que quede constancia de que no se ha levantado ninguna mano”, sentenció.

En España no hay papel suficiente para levantar acta de todos los abusos que han padecido los inversores minoristas en los últimos años, motivo por el que no regresará la confianza a los mercados financieros.

Los pequeños accionistas nos hemos rebelado
, despues de ver durante tantos años como se vulneraban sistemáticamente nuestros derechos... Y espero que terminemos siendo algo más que convidados de piedra a una asamblea anual.