viernes, 19 de septiembre de 2008

MALAS PRÁCTICAS... PEORES RESULTADOS

En prensa hemos leido como los "pobres" de los ejecutivos de Lehman se quedan sin sus "bonus" millonarios de la retribución variable. Nos dan mucha pena los ejecutivos de Lehman, pero mucha más pena nos dan aquellos clientes que, por la negligente gestión de estos directivos, quedan sin un duro de lo invertido en los bonos emitidos por esa entidad (no confundir con los "bonus" a la gestión de los empleados).

¿Cómo se puede pretender cobrar un "bonus", si han llevado al banco y a sus acreedores a la ruina?

Y con respecto a nuestro pais, España, otro tanto de lo mismo: en los últimos años lo abultado de los "bonus" estaba llevando a muchos ejecutivos a una sensación (por otra parte justificable) de riqueza que les ha llevado a adoptar un nivel de vida que en tiempos de vacas flacas no van a poder mantener. Hemos visto como se han comprado pisos en el barrio de Salamanca de dos, tres y hasta seis millones de euros confiando en los bonus para pagar hipotecas que en muchos caso sobrepasan los 160.000 € anuales. Coches de lujo, restaurantes "michelín", asistentas colombianas, colegios privados, viajes de placer, ...

... Y los millones de acciones que se han vendido el ultimo año en descubierto en determinadas entidades bancarias. Popular, Bankinter, Santander, Bbva han vendido en descubierto más del 30% del capìtal y esas cantidades solo son controladas por el consejo o accionistas significativos... Para luego adquirirlas a precios más bajos...