viernes, 26 de septiembre de 2008

BIENVENIDO, MR. JP MORGAN


El banco Washington Mutual (WaMu) ha protagonizado el mayor hundimiento de una entidad financiera en la historia estadounidense. El Gobierno, en lo que supone la mayor intervención de un banco hasta ahora, se ha visto obligado a tomar el control y acordar una venta de urgencia a JP Morgan. En las últimas semanas, el Gobierno había tratado de forzar a WaMu a negociar su venta a otro grupo bancario (se habló incluso del Santander) aunque las negociaciones no han tenido éxito, lo que ha obligado al Gobierno a acometer la intervención. Se da la circunstancia de que JP Morgan se vio obligada hace solo seis meses a adquirir, bajo la presión del Gobierno, otra entidad abocada a la bancarrota, el banco de inversión Bear Stearns. Con el acuerdo del jueves, JP Morgan asumirá el control de las 2.300 oficinas que Washington Mutual, entidad con 119 años de historia y con una voluminosa cartera de créditos y depósitos.
Solo en la última semana, cuando ya se conocía el peligro que se cernía sobre Washington Mutual, la entidad ha sufrido la salida de las cuentas de sus clientes de 16.700 millones de dólares en depósito. Esto le dejó sin la suficiente liquidez para poder cumplir con sus obligaciones abocándolo a este desenlace.
Sorprende lo rápido que reaccionan en JP Morgan como podéis comprobar en la portada de la página de Wamu que os reproducimos en la parte superior con el correspondiente enlace.