domingo, 17 de febrero de 2008

LOS BIOCOMBUSTIBLES SON CUESTIONADOS.

'La distribución de biocombustibles abastece cerca del 1% del consumo, frente al 0,5% de hace un año', reconoce Carlos Fernández, director del departamento de biocarburantes de IDAE, el organismo del Ministerio de Industria que promueve el uso de energías sostenibles. 'Pero el problema es que la mayor parte es importada. Se puede concluir que la industria nacional no se está beneficiando de la presencia de combustibles biológicos', El problema es doble. Por un lado, está teniendo lugar una entrada masiva de productos de EE UU, que gozan de la doble subvención fiscal estadounidense y española. Por otra parte, el encarecimiento espectacular de los alimentos agrícolas -la materia prima que se emplea en el desarrollo de estos combustibles- ha elevado mucho los costes de producción. 'Las plantas españolas de producción de biodiésel están una situación crítica, están prácticamente paradas', se constata desde la patronal de productores de energía renovable APPA.
La industria queda así atrapada en España entre la importación de biocombustibles subvencionada desde EE UU y el fuerte encarecimiento de las materias primas.
La empresa sevillana Abengoa es la compañía más importante de España en el negocio de bioetanol, el combustible que representa en estos momentos el 90% de la producción mundial de biocarburantes. Dentro de ese negocio, Abengoa es el mayor productor europeo y el quinto de EE UU, lo que dota a la compañía de una posición relevante en el sector.
El supuesto carácter beneficioso para el medio ambiente de los biocombustibles está siendo cuestionado por instituciones multilaterales y asociaciones ecologistas. 'El creciente uso de cosechas y aceites como fuente primaria para la producción de biocombustibles representa un impulso adicional para los precios de los alimentos y un estrés añadido para los recursos hídricos y de terreno ya muy explotados a lo largo y ancho del planeta', explica el Fondo Monetario Internacional (FMI). También se hace a los biocombustibles responsables del encarecimiento de los productos alimenticios básicos. (ver enlace a la revista consumer de Eroski)