lunes, 14 de enero de 2008

SUS TRANFERENCIAS GRATIS

El envío de dinero de una cuenta a otra es la operación que más ha subido de precio en 2007, alcanzando un valor medio de 3,11 euros en operaciones en la misma entidad (un 13% más con respecto al año anterior) y de 3,26 euros (un 6% más) entre entidades diferentes. Cuando un titular dispone de cuentas en varias entidades distintas, puede evitar el coste de transferir dinero de una cuenta a otra. Para realizar un traspaso de efectivo, el titular debe ordenar que se haga la transferencia desde la entidad de la cuenta receptora del dinero, no desde la cuenta de la que salen los fondos. Y hay dos tipos de operaciones que se pueden llevar a cabo:

Las aportaciones de fondos: Son operaciones en las que se mueven cantidades inferiores a 3.000 euros, y sólo se puede llevar a cabo una al mes. Mediante una sola autorización, se pueden realizar varios traspasos periódicos.

El traspaso de efectivo: Los traspasos de efectivo son operaciones de hasta 150.000 euros. Si lo que se quiere es ordenar operaciones de hasta 6.000 euros, basta firmar con la entidad receptora una orden genérica, y no una orden por traspaso. Así, cada vez que se quiera llevar a cabo una transferencia, basta con avisar a la entidad receptora, sin tener que volver a firmar una nueva autorización. En cambio, en caso de que el traspaso supere los 6.000 euros de transferencia, el ordenante debe firmar una orden específica para cada movimiento de dinero.
En este tipo de operaciones, sólo está autorizada a cobrar comisiones la entidad que recibe el dinero, pero precisamente el banco receptor no debe ser el más interesado en el cobro de comisión alguna, ya que lo que quiere es que el dinero llegue a sus arcas.
El Banco de España ha exigido eliminar algunos cargos para facilitar la competencia cuando un mismo titular tiene cuentas en distintas entidades, aunque ha anunciado que permitirá cobrar por recibir trasferencias, salvo cuando se trate de nóminas, pensiones y otras prestaciones. Eso sí, los clientes tendrán que estar informados y podrán negociar con la entidad. Por ello habrá que estar muy atento porque, como ha señalado el comisario de Mercado Interior de la Comisión Europea, Charlie McCreevy, muchos consumidores carecen de conocimientos financieros mínimos, y "no eligen los mejores servicios", por lo que es un firme defensor de que en la Educación Básica se introduzcan nociones elementales de cómo funciona la banca. La culpa, al final, siempre la llevan los mismos: los pobres de los maestros.