jueves, 24 de enero de 2008

ENERGÍAS RENOVABLES Y COMISIÓN EUROPEA

Todos los socios de la UE mantienen un fuerte forcejeo con la Comisión Europea (CE) para evitar asumir una parte importante de la porción de energías renovables que les será asignada. La UE se ha comprometido a que, en 2020, el porcentaje de renovables alcance el 20% del consumo total de energía, habiendo sido el pasado año inferior a 9%. El problema es cómo se reparte eso entre todos.
La propuesta que estudia la CE prevé un aumento lineal del 5,75% de renovables para todos los países y otro aumento equivalente modulado según el PIB per cápita.Suecia, que alcanzó un nivel de renovables sobre el consumo total del 40% en 2005, no comparte el objetivo asignado por la CE, es decir, llegar al 55% en 2020.
Bruselas toma como base inicial su nivel actual y lo aumenta proporcionalmente. Alemania, en cambio, apoya el método de cálculo, ya que le haría pasar de una tasa de casi el 14% en 2007 al 18% en 2020. Las autoridades suecas respondieron que comenzaron esta política energética en los años setenta, con ocasión de la primera crisis del petróleo, por lo que ahora debe reconocerse ese esfuerzo realizado.