viernes, 25 de mayo de 2007

La revolución empresarial de los inmigrantes en España

Uno de cada seis extranjeros trabaja por cuenta propia

Raquel Pascual / MADRID (25-05-2007)
En un futuro queremos abrir otro locutorio, bueno no sé si sería un locutorio o una tienda de informática; y también estoy pensando en abrir una cafetería, o quizás una tienda de dulces de Rumanía, con producción propia'. Este es uno de los testimonios de Natasha, una rumana que regenta un locutorio en Madrid y que forma parte de los 241.000 pequeños empresarios inmigrantes, que ya cotizan a la Seguridad Social como autónomos. Esto significa que uno de cada seis inmigrantes en España trabaja por cuenta propia.
El de Natasha es un claro ejemplo de una nueva generación de empresarios, que cada vez tiene una mayor presencia en la economía española y que se hace especialmente visible en las calles de las grandes ciudades, donde empieza a haber barrios en los que la presencia de comercios y otros negocios regentados por extranjeros es similar a la de los españoles.